El servicio de transfusión prehospitalaria en los helicópteros del 112 Aragón contribuye a salvar a 17 pacientes en dos años

Sangre a bordo cumple dos años

Es la primera y única comunidad autónoma que tiene en marcha un sistema que ayuda a proteger las vidas de las personas accidentadas
Los atendidos recibieron una transfusión sanguínea en el propio vehículo de salvamento y sin necesidad de llegar a destino.

El programa Sangre a bordo, por el que se puede realizar terapia transfusional extrahospitalaria desde los helicópteros del 112 Aragón, cumple  dos años con un balance muy satisfactorio. Un total de 17 pacientes se han visto beneficiados con un servicio que ha contribuido a mejorar su pronóstico sanitario.
La comunidad autónoma se convirtió hace 24 meses en pionera con esta medida, a través de la cual se puede llevar a cabo transfusión de concentrados de hematíes, glóbulos rojos, desde los propios helicópteros del 112 Aragón. El procedimiento permite que los dos aparatos transporten los medios necesarios para conservar y suministrar sangre a bordo, previamente a su llegada al hospital.
La consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales, Mayte Pérez, ha destacado “el buen funcionamiento” de este servicio, “que puede salvar vidas y que resulta especialmente útil en una comunidad autónoma como la aragonesa, con un territorio muy extenso”. Además, ha incidido en la “buena coordinación” que existe entre los departamentos del Gobierno de Aragón, en este caso entre los de Presidencia y de Sanidad.
La administración precoz de sangre y componentes se “ha mostrado sumamente eficaz a la hora de tratar a pacientes que han sufrido hemorragias graves, como las ocurridas en accidentes de tráfico, laborales e incluso domésticos o deportivos”, en palabras de José María Domingo, director médico del Banco de Sangre y Tejidos de Aragón y uno de los médicos especialistas impulsores de esta iniciativa. La administración prehospitalaria de productos sanguíneos “disminuye notablemente la mortalidad y añade oportunidades de curación que de otro modo serían muy escasas”, según Domingo.
La rigurosa labor, la adopción de medidas que garanticen la calidad y el trabajo especializado de los trabajadores de las dos bases del H 112 y su alto grado de compromiso han hecho posible que 17 pacientes hayan recibido una transfusión de sangre previamente a su llegada al hospital, añadiendo de ese modo “opciones de mejora a su pronóstico y a su calidad de vida”, en palabras de la gerente del Banco, Carmen Garcés.
La adjudicataria del servicio ha sido la encargada de dotar el helicóptero de los recursos materiales necesarios de conservación y transporte de estas unidades de sangre universal, mientras que el Banco de Sangre y Tejidos ha llevado a cabo el procedimiento que garantiza la viabilidad del transporte y conservación de las bolsas de sangre, mantiene las garantías de seguridad y respeta la legislación vigente, al asegurar la trazabilidad de las bolsas en todas y cada una de sus fases.
Trazabilidad en tiempo real
El proceso de cesión, almacenamiento y transporte de la sangre es controlado por el Banco de Sangre y Tejidos de Aragón de manera automatizada, lo que permite gestionar la trazabilidad en tiempo real.
Las dos unidades de concentrados de hematíes estarán depositadas en todo momento en la frigohemoteca de las bases (en Zaragoza y Teruel) a una temperatura entre 2º y 6ºC en la conservación y durante el transporte. Tras la valoración in situ del paciente se utilizará un calentador externo de fluidos para la administración de concentrados de hematíes con el sistema específico para infusión.
La reposición de las unidades suministradas o próximas a su caducidad (nueve días antes) se realiza siempre en coordinación con el Banco de Sangre y Tejidos de Aragón, que garantiza la existencia permanente de concentrados de hematíes en las bases correspondientes.
Un papel fundamental
El 112 SOS Aragón dispone de dos helicópteros sanitarios, ubicados en la Base Aérea de Zaragoza y en el Aeropuerto Caudé de Teruel. Constituye uno de los principales componentes del sistema de atención sanitaria extrahospitalaria de la Comunidad, junto a los medios terrestres del 061 y los helicópteros de rescate de la Guardia Civil. Estos medios son fundamentales en un territorio como el aragonés, donde las largas distancias (los dos hospitales de tercer nivel se encuentran en Zaragoza) exigen disponer de una red de calidad para la atención inicial y traslado de los pacientes con patología traumática grave.
Hay que tener en cuenta que la hemorragia y la coagulopatía, consecuencias del traumatismo, son causa evitable de muerte con un adecuado tratamiento. El mismo se inicia con la identificación precoz de los pacientes que pueden presentar una hemorragia activa, para lo cual los helicópteros disponen de un ecógrafo portátil; y continúa con la puesta en práctica de terapias imprescindibles para el control del sangrado, como el suministro de hematíes a los pacientes en la atención inicial.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.