La Unidad de Transfusiones del Clínico Universitario Lozano Blesa obtiene la certificación CAT

La Unidad de Transfusiones del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, perteneciente al Servicio de Hematología y Hemoterapia, ha obtenido la certificación de calidad de la Fundación CAT, el organismo de certificación de la calidad en transfusión, terapia celular y tisular.

Dicha certificación es un garante esencial de la calidad de las prestaciones en medicina transfusional en todos sus procesos suponiendo que el Servicio de Transfusión cuenta con un equipo humano altamente cualificado y que realiza todo el proceso transfusional con criterios de máxima calidad. Se trata de un reconocimiento externo e independiente a través de un procedimiento de auditoría de que los componentes sanguíneos y celulares que obtiene, procesa, almacena, distribuye y/o transfunde a los pacientes cumplen los requisitos técnicos de calidad y que la organización gestiona su actividad con criterios de calidad.

“La obtención de la certificación CAT ha supuesto un gran esfuerzo de todos los profesionales que intervienen en el proceso (2 facultativos, 4 enfermeras, 12 Técnicos de Laboratorio, 2 Auxiliares de enfermería, 1 adminstrativo y 1 supervisora de Laboratorio), así como de todo el personal hospitalario (facultativos, enfermeras de unidades clínicas, auxiliares de enfermería y celadores) y por supuesto la implicación del equipo directivo del centro para su consecución. Todo este personal ha conseguido una adecuación de toda la actividad a los estándares, además de actualizar todas las técnicas, procedimientos y formación”, explica José Antonio Moreno, responsable de la Unidad de Transfusiones.

El Jefe del Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Clínico, Luis Palomera, destaca por su parte que actualmente el Clínico “es el único hospital de nuestra comunidad autónoma que cuenta la certificación CAT”, lo cual supone “un logro muy importante no solo para nuestra Unidad de Transfusión, sino para todo el Servicio de Hematología y por supuesto para el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa”.

La certificación CAT tiene una vigencia para 3 años renovables y exige recertificaciones anuales, por lo que su permanencia asegura una mejora continua y garantiza una máxima calidad en la actividad transfusional para todos los pacientes. 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.