Firmado un documento para controlar la salud cardiovascular de pacientes con antecedentes de cáncer

Diversas asociaciones de los ámbitos cardiológico, oncológico y hematológico han firmado un documento con el fin de establecer un manejo coordinado de trabajadores con cáncer y riesgo cardiovascular. En concreto, el documento lo han ratificado las Sociedades Española de Cardiología (SEC), Oncología Médica (SEOM), Oncología Radioterápica (SEOR), Hematología y Hemoterapia (SEHH), Médicos Generales y de Familia (SEMG), la Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo (AEEMT), la Asociación Española de Enfermería en Cardiología (AEEC), la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y la Asociación de Especialistas en Enfermería del Trabajo (AET), la Sociedad Española de Medicina y Seguridad en el Trabajo (SEMST), la Asociación Nacional de Medicina del Trabajo en el Ámbito Sanitario (ANMTAS) y la Sociedad Española de Salud Laboral en la Administración Pública (SESLAP).

“La reincorporación de los pacientes oncológicos a su vida laboral es un objetivo primordial tan pronto como sea posible”, explica la Dra. Teresa López, miembro de la SEC y coordinadora del Grupo de Cardio-Onco-Hematología. En este sentido, “la implicación de especialistas en medicina y enfermería del trabajo resulta fundamental por la posición clave que ocupan en el entorno laboral”. El Dr. Juan Antonio Virizuela, representante de SEOM declara que “la reincorporación al mundo laboral de un paciente que ha tenido una enfermedad oncológica es un camino difícil, ya que debe ser una decisión tomada de forma reflexiva por el paciente con el apoyo del equipo médico que ha llevado su proceso oncológico y las diferentes especialidades implicadas en el mismo”.

Según entienden estas entidades, en al abordaje multidisciplinar del cáncer deben contemplarse aspectos tales como la fertilidad, la incorporación al trabajo sin prejuicios y la salud cardiovascular, siendo imprescindibles todos los especialistas que se incluyen en este proyecto.

Además de facilitar la reincorporación de los pacientes onco-hematológicos a sus puestos de trabajo, se busca asegurar un retorno en condiciones de aptitud laboral sin riesgos, una vigilancia activa de su salud cardiovascular con campañas de promoción de la salud, minimizar las complicaciones cardiovasculares a medio y largo plazo potenciando un estilo de vida saludable y favorecer protocolos de derivación ante el desarrollo de nuevos síntomas cardiovasculares o signos de posible recaída. Para ello, el documento avalado recoge una serie de procesos de continuidad asistencial y prevención de la cardiotoxicidad en el ámbito laboral, dirigidos a mejorar el control del riesgo cardiovascular y la salud de los pacientes con antecedentes de cáncer o con cáncer en tratamiento activo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.